Tengo clientes ¿Contentos o satisfechos?

En todas las empresas en las que he trabajado a lo largo de mi vida, me he dado cuenta de la importancia de tener contentos y satisfechos a los clientes. El problema radica en que cada uno de nosotros tenemos un concepto diferente de lo que es un cliente contento y/o satisfecho.

Te has preguntado alguna vez lo que es dar un buen servicio al cliente. Hay muchos empresarios que confunden el servicio con el servilismo, otros sin embargo, su prepotencia les impide adaptarse a las necesidades de sus clientes.

Cuando “ganamos una cuenta” el cliente lo que espera de nosotros es un buen servicio profesional.

Pienso que no es una buena estrategia comercial cruzar la línea de lo profesional y pasar a lo personal, aunque no cabe duda que es una estrategia muy utilizada, aunque afortunadamente cada vez menos. ¿ Cuántos ejemplos me podrías poner de grandes comidas con los clientes en las que no se cierra nada? Como decía la madre de una antigua compañera de trabajo “Trabajo con todo el mundo, pero como con quien me da la gana…” Y es que esas comidas en las que se engorda al cliente, para luego poder engordar el presupuesto; son poco profesionales y a la larga poco efectivas, ya que como suele pasar con este tipo de cosas, el cliente cada vez tiene más hambre y llega un momento en el que no le podemos dar más de comer.

Tampoco es buena estrategia caer en el servilismo con los clientes. Nuestra obligación es conseguir que reciban el mejor servicio. No nos contratan para obedecer sus ordenes, para eso tienen el personal de sus departamentos internos, nos contratan para que les asesoremos, que les indiquemos el camino con el que mejores resultados van a conseguir. A un cliente siempre tienes que explicarle las mejores opciones, tienes que conseguir que al menos te escuche, para que finalmente, porque no puede ser de otra forma, tome su decisión de la forma más razonada posible. Y es que como dije al principio tampoco se le puede imponer a un cliente ninguna estrategia, por muy claro que tengamos que es la más acertada. La solución, volver a empezar y ofrecerle nuevas opciones.

Y es que no es lo mismo tener un cliente contento, que satisfecho. Puede estar muy contento contigo porque siempre haces sin replicar lo que te pide, pero si los resultados no son satisfactorios, antes o después lo perderás como cliente.

Y tu, ¿ qué tienes? Clientes contentos o satisfechos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s