Pop Up. Un nuevo modelo de negocio.

Que las PYMES están, estamos o estáis en un situación complicada es algo que a nadie le cabe duda. La situación económica no termina de despegar.

A pesar de las políticas económicas de ayuda al emprendedor, que en muchos casos no vienen exentas de letra pequeña, los gastos que tiene que soportar una PYME muchas veces superan sus ingresos, y se ven sin poder evitarlo abocados al cierre.

La imaginación, en estos casos, es una de las mejores armas para ganar la batalla  al cierre, y los Pop Up son la mejor munición para muchas PYMES.

Muchas PYMES no tienen más remedio que colgar el cartel de cerrado.

Muchas PYMES no tienen más remedio que colgar el cartel de cerrado.

Pop Up es un termino anglosajón que denota un elemento emergente, y que se utiliza sobre todo en terminología web. En este caso de lo que estamos hablando es de los “Pop Up Stores”, tiendas efímeras que se abren con el fin de vender y presentar sus productos como cualquier tienda tradicional, pero usando estrategias como la sorpresa, las experiencias exclusivas y la efimeridad.

Comenzaron hace unos 10 años en Londres y en Nueva York con su conocido  Pop Up del Rockefeler Center.

Tradicionalmente se podían encontrar productos de cosmética y moda, pero poco a poco se ha ido abriendo a otros productos como la iluminación o el mundo gastronómico.

Entrada a un POP UP Store

Muchos pensarán, sin que les falte cierta razón, que estamos ante lo que tradicionalmente hemos llamado en España “mercadillo”, únicamente que en esta ocasión se cuidan al máximo los detalles y se llenan de experiencias diferentes para quienes lo visitan.

montaje

Estos eventos pueden durar semanas, pero hay algunos que únicamente están días u horas. Cualquier lugar puede ser adecuado para un Pop Up, lo único importante es que desborde creatividad y una experiencia exclusiva.

Al margen de los indudables objetivos de ventas, más que como una tienda lo Pop Up los debemos  ver como una exposición. Sus acciones de comunicación son muy cuidadas y selectivas, suele hacerse a través de redes sociales con segmentaciones muy precisas, e-mailings, etc. Este tipo de eventos, además generan una gran repercusión mediática, con su consiguiente repercusión positiva en la reputación de las marcas.

Los Pop Up están especialmente indicados para tiendas que, antes de establecerse físicamente ,quieren testar un mercado; así como para las tiendas on line, que tienen la posibilidad de acercarse físicamente a su consumidor sin asumir los costes de una tienda tradicional.

No quiero finalizar sin comentar que los “Pop Up Stores” no sólo ofercen ventajas para las PYMES y las marcas, sino también para el consumidor final, ya que además de la experiencia que le aporta asistir a uno de estos eventos, tiene la posibilidad de comprar algunos productos a precios muy competitivos.

¿Vais a asistir a alguno estas Navidades? Si es así, no dejéis de contarnos que es lo que habéis visto, oído y vivido.

¡Feliz Navidad a todos!!!!